martes, 21 de octubre de 2008

Carrilleras de cerdo ibérico guisadas al vacío

Carrilleras de cerdo ibérico guisadas al vacío

15 carrilleras de cerdo ibérico
½ cebolleta pequeña
½ zanahoria pequeña
1 aro pequeño puerro
5 dientes de ajo
10 granos de pimienta negra
150 gr. de jugo de cerdo


Sazonar las carrilladas con sal. En una sartén con aceite caliente ir dando color a las carrilladas y retirarlas a una rejilla para enfriarlas bien en la cámara (si tenemos abatidor mejor). Una vez frías meterlas en las bolsas de cocción de vacío de 54 x 35 junto con las verduras limpias, la pimienta y el jugo de cerdo frío. Cerrar las bolsas de vacío y poner a cocer en el ronner (o en el horno a vapor) a 64º C durante 24 horas.

Transcurrido ese tiempo sacar y enfríar rapidamente y conservar en la cámara hasta su uso.

2 comentarios:

Ligasalsas dijo...

Quedan perfectas, son imbatibles. Se deshacen en la boca y son jugosas, una delicia.

Gastronomicae dijo...

Es una de esas cosas que no te explicas, con lo bien que quedan de esta sencilla forma (en un restaurante, con los medios) ¿por qué hay restaurantes que las compran hechas? Compran unas carrilladas confitadas que no se acercan ni de lejos.