lunes, 31 de marzo de 2008

Papillote de San Pedro con pimientos dulces. (Pierre Gagnaire)

Otro cocinero que me fascina es Pierre Gagnaire, un cocinero con una enorme creatividad y espontaneidad. En su libro Lúcido & Lúdico hay recetas de una gran creatividad, pero también hay algunas que bien se podrían hacer en casa y sorprender a la pareja o los amigos. Una de esas sencillas es la receta del papillote de San Pedro, y por eso os la copio para que podáis disfrutar en casa. Para apreciar las fragancias de un plato no es necesario comprarse una pipa de humo y hacer emplatados imposibles, tan sólo disfrutar de esta receta. El momento fuerte es justo cuando abres el paquetito y te inunda el aroma. Además buena idea la de meter pepino en un papillote.

Papillote de San Pedro con pimientos dulces.



Esta receta fue el detonante de todo: máximo ahorro de medios, sin cálculo alguno ni noción del tiempo en la cocción del pescado. La célebre descripción que hiciera Jean-Francois Albert fue la que me abrió los ojos acerca del “acto de cocinar”.

4 filetes de San Pedro
2 pimientos rojos
2 cebollas pequeñas
30 grs. de pepino
4 rodajas de limón
4 cucharadas soperas de vino blanco
Sal y pimienta recién molida


Asar los pimientos rojos sobre la llama del fuego. Cuando la piel esté bien chamuscada, introducirlos en una bolsa de plástico, cerrarla y dejar enfriar.

Raspar la piel de los pimientos y lavarlos bajo el grifo. Escurrirlos con delicadeza sobre papel absorbente antes de cortarlo a tiras. Reservar.

Cortar las cebollas en aros y el pepino en dados pequeños.

Extender cuatro cuadrados de papel de aluminio de 30 cm. de lado encima de la mesa de trabajo. Repartir equitativamente los aros de cebolla, los dados de pepino y las tiras de pimientos en cada cuadrado. Colocar los filetes de San Pedro encima de las verduras y coronarlos con una rodaja de limón. Salpimentar, añadir una cucharada sopera de vino y otra de aceite en cada papillote; finalmente, cerrar herméticamente doblando el papel de aluminio.

Depositar los papillotes (con cuidado, para que no se agujereen) en una bandeja para horno. Cocer en el horno precalentado a 200ºC durante 7 minutos.

El último toque

Retirar los papillotes del horno (se habrán hinchado), colocarlos en platos calientes y servir a la mesa.

Cada comensal deberá abrir su papillote justo antes de comer, para impregnarse de todos los aromas.

2 comentarios:

Ligasalsas dijo...

Me encanta el San Pedro, creo que empecé a escribir un blog porque quería documentar cómo lo había limpiado :).

Gastronomicae dijo...

Pués si que es un pescado muy delicioso, y el tema de limpiarlo por primera vez algo apasionante.